18/12/11

Archaeopteryx (Ala antigua)



El Archaeopterys se considera la primera ave conocida. Existió durante el período jurásico tardío en Alemania, donde vivía al lado del mar. Es uno de los fósiles más interesantes, porque aporta iportantes evidencias que apoyan la teoría de que las aves evolucionaron a partir de un antepasado dinosaurio. La mezcla inusual de características de ave y de reptil que se encuentra en el Archaeopterys ha llevado a los científicos a la conclusión de que es la conexión que faltaba entre los dinosaurios y las aves.




La primera evidencia de esta ave tan antigua se encontró en las canteras calizas que rodean la pequeña ciudad de Solnhofen, en el sur de Alemania. En 1861, un picapedrero encontró únicamente una pluma y los científicos le dieron nombre. Actualmente se conocen siete esqueletos de Archaeopteryx, cinco de los cuales están casi completos. Algunos de estos esqueletos tienen marcas fosilizadas de plumas alrededor de los huesos del ala. Esta característica ayudó a los científicos a reconocer que el Archaeopteryx era un ave, aunque el esqueleto tenía otras características más similares a las de los reptiles.

Pluma encontrada en 1861

Hábitat de lagunas
Debido a que los ocho especímenes de Archaeopteryx proceden del mismo lugar, muchos científicos estudiaron las piedras calizas de Solnhofen para descubrir algo acerca del hábitat en el que vivía. Parece haber volado sobre una launa salada separada de los cálidos mares tropicales por un arrecife de coral. Unos acantilados cercanos podrían haberle ofrecido una atalaya.


No comía peces
A diferencia de las aves actuales, que tienen un pico córneo sin dientes, el Archaeopteryx tenía unas mandíbulas delgadas cubiertas de afilados dientes ligeramente curvados hacia atrás. Tenía más o menos el mismo tamaño que una urraca actual, por lo que probablemente se alimentaba de la misma forma, comiendo casi cualquier cosa lo bastante pequeña como para poder tragarla. Probablemente, los insectos constituían la parte principal de su dieta. Pero a pesar d que el Archaeopteryx vivió cerca del mar, es improbable que comiera peces. Hay dos razones principales para creer esto. En primer lugar, la laguna era demasiado salada para que vivieran peces en ella. Y en segundo lugar, el lago que había al otro lado del arrecife era demasiado bravo para permitir al Archaeopteryx sumergirse para pescar peces bajo la superficie. Los esqueletos fósiles demuestran que el Archaeopteryx no era tan buen volador como las aves actuales. Por lo tanto, quizá no habría siudo capaz de sacar peces del mar mientras volaba.


Espoleta
Una característica inusual del Archaeopteryx es la presencia de una especie de espoleta o fúrcula, presente en las aves actuales. La espoleta está formada por las dos clavículas que cruzan el pecho. En las aves, ésta es una zona importante por la inserción de los poderosos músculos que mueven las alas. Algunos terópodos avanzados, como el Velociraptor, también tenían fúrcula, que probablemente servía para que se insertasen en ella las potentes músculos braquiales. La mano del Archaeopteryx tenía tres dedos separados con garras. Esta caracterísica solamente se encuentra en un ave actual, llamada hoactzín, que vive en las selvas tropicales de América del Sur. Los pollos de hoactzín usan estas garras para agarrarse a los troncos y ramas de los árboles, y es posible que el Archaeopteryx usase las suyas de la misma forma. La presencia de garras en las alas es una característica más propia de los reptiles, como lo es la larga cola con huesos.




FICHA TÉCNICA:
Género: Archaeopteryx
Clasificación: Aves; Archaeopterygidae
Longitud: 30-50 cm
Altura: 20 cm
Peso: 500 g
Período: Jurásico tardío, hace unos 156-150 millones de años
Encontrado en: Sur de Alemania

1 comentario:

Juan Mestre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.