26/4/09

Ankylosaurus (Lagarto blindado)

El Ankylosaurus, un gran dinosaurio del período cretácico tardío de América del Norte, estaba cubierto desde la cabeza hasta la cola por una gruesa armadura de láminas óseas. En el cráneo tenía unos grandes cuernos triangulares orientados hacia atrás. Las placas óseas estaban incrustadas en la piel por todo el cuerpo, y disponían de agudas espnas que sobresalían por la espalda y la cola. El extremo de ésta era más grueso, y formaba una pesada maza ósea. Al compartir su hábitat con algunos grandes depredadores, como el Tyrannosaurus y el Albertosaurus, probablemente tenía multitud de razones para estar blindado de esta manera.

Los científicos creen que la maza de la cola se formaba a partir de nódulos óseos que estaban originalmente incrustados en la piel. A medida que estos nódulos iban creciendo, se iban soldando entre sí y con los huesos de la cola. Precediendo a la maza de la cola, los huesos estaban muy encajados entre sí, con lo que su extremo era muy rígido y fuerte. El movimiento de la maza estaba controlado por la acción de unos músculos especiales situados cerca de la base de la cola, que en condiciones normales tiraban de las patas posteriores hacia atrás al andar. Estos músculos podian hacer oscilar la cola de un lado al otro.


Defensa
Las gruesas placas óseas habrían sido una buena defensa incluso contra el terópodo más decidido. Pero por debajo no estaba blindado, por lo que seguramente, cuando le atacaban, el Ankylosaurus se echaba para proteger esta zona vulnerable, ya que estaría en peligro si un predador pudiera drle la vuelta. Pero puesto que el Ankylosaurus pesaba varias toneladas, resultaba bastante difícil hacerlo.

El extremo anterior del c´raneo termina en un gran pico sin dientes. Tras el pico hay una fila de pequeños dientes en forma de hoja. Se creía que los dientes del Ankyloraurus no eran muy adecuados para masticar plantas, peor estudios más recientes han demostrado que eran sorprendentemente buenos para esta función.


Ataque
Los terópodos que cazaban Ankylosaurus eran animales bípedos, altos y pesados. Es decir, eran algo menos estables que un dinosaurio bajo y cuadrúpedo. Debido al propio peso del cuerpo, una simple caída podía provocarles alguna fractura ósea, sobre todo en los largos huesos de las patas. Un golpe certero de la maza de la cola de un Ankylosaurus podía tumbar a un predador o romperle una pata, lo que significaba una grave lesión, y a veces incluso la muerte, al impedirle el poder alimentarse o al infectarse la posible herida producida.

El cráneo es muy ancho y de construcción muy fuerte, totalmente envuelto por placas óseas. ¡En algunos Ankylosaurus incluso se han encontrado párpados óseos!
Se pueden observar los grandes cuernos triangulares orientados hacia atrás del cráneo.



Camino de América del Norte
El Ankylosaurus es uno de los dos únicos miembros de la familia de los anquilosáuridos que vivieron en América del Norte. Todos los demás anquilosáuridos vivieron en el este de Asia. Parece ser que el grupo apareció por primera vez en este continente durante el período cretácico inferior, cuando Asia y América del Norte estaban unidas por un itsmo de tierra firme. Los antepasados del Ankylosaurus probablemente cruzaron desde Asia hasta América del Norte siguiendo esta ruta.



FICHA TÉCNICA
Género: Ankylosaurus
Clasificación: Thyreophora; Ankylosauria; Ankylosauridae
Longitud: 10-11 m
Altura: 2 m
Peso: 4 toneladas
Período: Cretácico tardío, hace unos 68-65 millones de años
Encontrado en: Montana y Wyoming (oeste de EEUU) y Alberta (Canadá)

3 comentarios:

marquitos dijo...

un dinosaurio con una poderosisima defensa y hervivoro. una maravilla

David Bernad dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, una maravilla.

marquitos dijo...

jeje al verdad que para mi todos eran una maravilla pero unos mas que otros obiamente jeje un saludo que uena web david