30/3/08

¿Qué es un dinosaurio?

Es la gran pregunta que se realiza mucha gente cuando se encuentra ante esta palabra o ante un animal prehistórico que no saben cómo catalogar.

Dinosaurio quiere decir "lagarto terrible". Fue el nombre que se le puso a unos animales, en concreto reptiles, que vivieron hace millones de años, de los que se han encontrado numerosos fósiles, a partir de los cuales se ha ido conociendo cómo eran, cómo vivían, de qué se alimentaban, es decir, cómo fue su existencia.

Su característica principal, aquello que los hace distintos de los reptiles actuales, es la posición de las patas, que las tenían verticales, debajo del cuerpo, mientras que los actuales reptiles las tienen hacia los lados, con lo que van casi rozando el suelo con la barriga.

La Piel
Poseían una piel impermeable, a diferencia de las ranas y otros anfibios, lo que les permitía ser animales terrestres; pero esta piel tiene una característica propia de los reptiles, está cubierta de escamas. Algunos, incluso, poseían placas óseas.

Nido y Huevos
Todos los dinosaurios se reproducían mediante huevos con cáscara, que ponían en unos nidos semejantes a los de las aves, pero situados en la tierra.

Caderas
Ésta es la característica que divide a los dinosaurios en dos grandes grupos, como ya hemos comentado otras veces. Según la disposición de los huesos de su cadera podemos diferenciar entre Ornitisquios ("cadera de ave") y Saurisquios ("cadera de lagarto").
La forma y disposición de la cadera es muy importante, porque en ella se inserta el fémur, el hueso superior de las patas traseras. Por tanto, todo ello influye en la forma de caminar y en el peso que pueden soportar las patas del animal.

No hay comentarios: